La ONU advierte que la sequía podría ser igual de mortal que el coronavirus

La ONU advierte que la sequía podría ser igual de mortal que el coronavirus

La ONU advierte que la sequía podría ser igual de mortal que el coronavirus  | DILO OFICIAL

Mientras el mundo sigue combatiendo al coronavirus, nuevas amenazas se presentan para la humanidad. La falta de agua y la consiguiente sequía que puede afectar al planeta en un futuro próximo es una de ellas y las Naciones Unidas ya ha querido lanzar una advertencia de la gravedad que implicaría esta situación.

"La sequía está a punto de convertirse en la próxima pandemia y no hay vacuna para curarla", afirmó para Reuters Mami Mizutori, representante de la ONU para la reducción del riesgo de desastres (UNDRR), quien señaló que es necesario actuar de forma urgente para impedirlo.

Mizutori hizo estas declaraciones durante la presentación del ‘informe especial sobre la sequía de 2021’, donde se recoge el impacto que ya está teniendo en todo el mundo la escasez de agua en los últimos tiempos. Así, el documento recoge que sólo en lo que va de año la sequía ha causado unas pérdidas financieras de cerca de 124.000 millones de dólares.

Asimismo, el trabajo de la UNDRR calcula que la falta de agua ha afectado a unos 1.500 millones de personas desde 1998 y hasta 2017. Se trata de un fenómeno que, en palabras de Mami Mizutori, podría suponer la “próxima pandemia” debido a los desastrosos efectos que provocaría en multitud de aspectos a nivel global.

La alta directiva de la UNDRR destacó además que las cifras que recoge el informe no reflejan con toda exactitud la gravedad de la situación. “Estas cifras muy probablemente son subestimaciones brutas”, afirmó, ya que no incluyen el impacto de las sequías en las naciones en vía de desarrollo y de los territorios en los que ya se lucha contra la escasez de agua.

La UNDRR vaticinó que la situación empeorará en los próximos años causando que el número de afectados por las sequías crezca “dramáticamente”, salvo que se adopten medidas al respecto inmediatamente. De no hacerlo, unos 130 países se enfrentarían a un escenario de mayor riesgo de escasez de agua como consecuencia de las altas emisiones que han impulsado el cambio climático.

Además, otras 23 naciones se encontrarían ante un grave problema de escasez de agua por el crecimiento de la población y 38 padecerían igualmente dificultades por esta misma situación y por las altas emisiones de carbono. Mizutori detalló que la sequía, al igual que sucede con los virus, tiende a durar mucho tiempo, posee un amplio alcance geográfico y provoca importantes daños en cadena.

Las estimaciones de la ONU auguran que las sequías más frecuentes y graves tendrán lugar en la mayor parte de África, América central y del sur, Asia central, Australia meridional, Europa meridional, México y Estados Unidos, como recoge la agencia Reuters.

¿Ya nos sigues?